miércoles, 17 de enero de 2018

Enfilando Enero

Foto Cadena SER (Internet)
 
 
Ciudadano que, por todo ello, comienza a estar ya un tanto cansado de tantos dimes y diretes de uno y otro lado...
 
Ahora que enfilamos ya el mes de enero en caída libre, casi, por aquello de que no sabemos muy bien hacia dónde nos llevará en la sucesión de sus días, a pesar de que todo el mundo está ya en sus puestos –que es donde tiene que estar-, tratando de conducirlo de la mejor manera posible con manos se supone que expertas al volante, y pidiendo la colaboración de todos para llegar a buen puerto –con el permiso de su “blanca majestad” la nieve-, se nos cruza por delante nuevamente el asunto de Cataluña; que no es que hubiera desaparecido de la actualidad nacional por resuelto, sino que, antes al contrario, andaba medio adormilado por ser las fechas que eran, con algunas salidas a la palestra estos días, no obstante, cargadas de más de lo mismo, eso sí.
 
El caso es que la actualidad fluye estos días a gran velocidad en el aspecto político –quizás por efectos de la nieve y la lluvia de estas últimas jornadas, que hacen que los ríos bajen cargados de aguas más bien turbias y revueltas-, con noticias de uno y otro signo, confirmados y desmentidos, réplicas y contrarréplicas de una y otra parte; sin que, a la postre, el ciudadano de a pie sepa muy bien a qué carta quedarse.
 
Ciudadano que, por todo ello, comienza a estar ya un tanto cansado de tantos dimes y diretes de uno y otro lado, sin visos de ningún tipo de solución a la vista. Y vuelta a lo mismo de la vez anterior, y vuelta a marear la perdiz para al final no haber lugar a salir del atolladero ni a la de tres.
 
Que hoy que es San Antonio Abad, más conocido por todos como San Antón, por su tradicional y popular fiesta de la bendición de los animales, el Santo protector de nuestras mascotas interceda y medie en el conflicto territorial y político que nos trae a mal traer a muchos, y nos ayude a ponerle un final dialogado y pactado entre las partes, en el que la convivencia entre unos y otros no sea hostil, sino de personas que van en el mismo barco.     
 
Difícil se presenta la misión, a la vista de los acontecimientos, pero no habrá que desesperar porque, posiblemente, en peores plazas se habrá toreado, valga la expresión taurina.
 
 
(Publicado en el Periódico "Diario Palentino" el 17/01/2018)
 
 
 
 
   
 
 


miércoles, 10 de enero de 2018

Tiempo de vuelta



Tiempo de vuelta, pues, a los viejos y a los nuevos problemas que el día a día nos ha colocado en el camino
 
Pues así como el que no quiere la cosa –o puede que en algún caso sí que se quisiera, vaya usted a saber-, pasaron ya las fiestas de Navidad, con todo su brillo y colorido espectacular y único tocando a su final.  Y con un cierto grado de tranquilidad añadida en el ambiente; habida cuenta, claro está, de que en esos días los espíritus y las mentes parecen tornarse diferentes, se toman un respiro en sus quehaceres y ocupaciones habituales, a la par que los cuerpos se relajan, “huyendo del mundanal ruido y siguiendo la escondida senda…”, que dijera el poeta.

 Y ahora, tras lo anterior, vendrá la realidad pura y dura, atacando en los diferentes frentes abiertos tanto a la derecha como a la izquierda –sin que la expresión en sí tenga su connotación política añadida…-, o puede que sí; porque al fin de cuentas, todos los ojos estarán dirigidos en los próximos días hacia un lugar común de nuestra geografía patria: Cataluña, cuyo conflicto de intereses y demás tensiones abiertas, esperamos alcancen pronto una solución adecuada.


Tiempo de vuelta, pues, a los viejos y a los nuevos problemas que el día a día nos ha colocado en el camino. Y a toparnos con la cruda realidad, que siempre parece mostrarse tozuda en extremo. Y que muchas veces hasta pasea por nuestra Calle Mayor disfrazada de mil formas diferentes, lo que la hace irreconocible a ojos vista.
 

Pero tiempo de vuelta también para encarar nuevos retos personales, materializados en pequeñas metas que se van consiguiendo, con el correspondiente orgullo personal; para, a continuación, ir marcándote otras diferentes con la misma perspectiva de éxito personal; que si no llegara a producirse en su totalidad, fácilmente se entendería que no fue por no intentarlo, y que las circunstancias negativas y el contexto en el que se desenvolvieron frustraron la celebración final.  Para otra ocasión será, gritarán en su interior las personas llamadas a su ejecución.

 
Y tiempo de vuelta también para volver a organizarse cada cual en torno a una cierta normalidad en la sucesión de los acontecimientos y que estos fluyan con una clara regularidad.   
 
 
(Publicado en el Periódico "Diario Palentino" el 10/01/2018)

  

  

 

miércoles, 3 de enero de 2018

El primero



Toda una gran página en blanco, pues, esta que se nos abre a partir de ahora...


Bueno, pues henos aquí, como el que no quiere la cosa, en los inicios mismos de un nuevo año; del año de gracia de 2018 en concreto.  Un año que, como vemos por sus cifras, es de estructura par, aunque no sea bisiesto como pudiera pensarse así al primer golpe de vista; para lo que habrá que esperar hasta el 2020, dicho sea sin ninguna pretensión temporo espacial, sino por simple curiosidad gráfica.
 

Toda una gran página en blanco, pues, esta que se nos abre a partir de ahora, para que nosotros podamos irla escribiendo paso a paso –ojalá sea con buena letra y escritura pulcra y no con borrones ni tachaduras-, hasta quedar llena por completo allá para cuando finalice el año; que ocurrirá más pronto de lo que pensamos, pues ya sabemos que el tiempo “corre que se las pela” y nos resulta imposible alcanzarlo por más que nos lo propongamos, y mucho menos detenerlo.
 

Así es que estas líneas que conforman este artículo así titulado, lector amigo, son una clara referencia de que se trata del primero del año.  Aunque, no por ello tenga que estar necesariamente huérfano de contenido, porque materia existe y marco adecuado para su difusión también.


Lo que ocurre es que, siendo las fechas que son y en justo equilibrio de pareceres y sentires en los que pareciera que nos hemos puesto todos un tanto de acuerdo en estos días, no sería seguramente muy bien asumido el que se entrase “a saco” con algún tema de los muchos peliagudos y preocupantes que nos quedaron pendientes del año pasado, y que será preciso ir abordando –dándonos esta pequeña pausa de la Navidad-, a partir de los próximos días, cuando ya el personal vuelva a ubicarse en sus respectivos destinos y quehaceres habituales.
 

Porque, como dice el refrán popular, “hay mucha tela que cortar”, que es lo mismo que decir que hay mucha materia para hablar o mucho trabajo que hacer; en varios frentes, además.  Por lo que deberemos emplearnos a fondo para tratar de salir airosos de la apuesta y poder escribir cosas positivas en esa gran página en blanco que acabamos de abrir.


(Publicado en el Periódico "Diario Palentino" el 03/01/2018)


 

 

 

    

 

lunes, 1 de enero de 2018






Que este año 2018 que acabamos de estrenar, venga repleto de Salud, Paz, Amor y Prosperidad para todos.

Desde la distancia, un Brindis con todos vosotros en este primer día del Año, deseando se cumplan estos deseos.

¡¡¡FELIZ AÑO 2018 !!!

J. Javier Terán.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Final de Año



aquí estamos una vez más frente a un año que finalizará en cuestión de horas el cómputo de sus días...

 
La pátina del tiempo dejó posar un año más su huella silenciosa sobre nuestras vidas, y como si de un simple plumazo se tratase, vimos correr por delante de nosotros los retazos más relevantes, a la par que más importantes, de nuestro acontecer diario en el último año.
 

Sin embargo, parece que fue ayer cuando, despidiendo el año anterior, en su última noche, brindábamos por el nuevo con todas nuestras fuerzas, deseando paz y ventura para cada uno de los días de éste que ahora está finalizando.
 

Y es justo ahora que éste está a punto de poner fin a sus días –acuciado por unos y por otros, pudiera decirse, si no supiésemos que el calendario lo marca así-, cuando el tiempo nos está asignado a nosotros para poder valorar lo que hicimos o no hicimos, o tal vez no nos fue permitido hacer.
 

Sería, pues, el balance que, a retazos de la vida, haríamos de los momentos vividos a lo largo de los últimos trescientos sesenta y cinco días, relacionándolos con las propuestas o metas que nos pusimos en su inicio, descontando o restando –figuradamente- los inconvenientes que surgieron.  Posiblemente, de algunos estuvo fuera de nuestro alcance el poder solucionarlos; otros, que quizá no supimos ejecutar acertadamente, y unos finales que no logramos alcanzar por motivos mil.
 

El caso es que aquí estamos una vez más frente a un año que finalizará en cuestión de horas el cómputo de sus días y que, de entrada, nos ha hecho a todos –reconozcámoslo sin ambages- un poco más mayores.  Eso sí, llenándonos a la par de una mayor grado de experiencia; y quiero pensar que también de sabiduría.
 

Desde luego que las cosas no han sido fáciles, miremos al lado de nuestro alrededor que miremos; ni el paso de los días las ha podido solucionar.  Antes al contrario, el tiempo las ha ido emborronando y complicando mucho más, hasta el punto de hacerlas insufribles por momentos.  Y sólo el perseverar con la palabra en la ofensiva para intentar solucionarlas, ha dado algunos frutos que pudieran recogerse ya en el nuevo año.
 

De todos modos, como lo cortés no quita lo valiente, vaya también hoy mi deseo de positividad: ¡Feliz Año 2018!.
 
 
(Publicado en el Periódico "Diario Palentino" el 27/12/2017)
 
 

 

 

 

 

 

miércoles, 20 de diciembre de 2017

¡ Es Navidad !



“Navidad, es Navidad/toda la tierra se alegra/..."


Pues sí, pasa que en Palencia, así como en Vitoria, en París, en Nueva York…, al igual que en otras muchas ciudades más del planeta, la realidad que nos envuelve en estos días nos dice bien a las claras que, entre otras cosas y por encima de todo, ¡es Navidad!.
 

Porque estamos tocando ya prácticamente con la punta de los dedos, pero sobre todo con un espíritu alegre y jovial, esos días centrales de las celebraciones navideñas, donde el que más y el que menos tratarán de prepararse para la ocasión y, a poco que se descuide, echará la casa por la ventana, al menos metafóricamente hablando; porque una vez es una vez y, además, ¡es Navidad!.
 

Y, aunque a día de hoy, aún le quede al calendario algunas fechas para ello, ya las calles de todas estas ciudades donde es Navidad, adornadas todas como nunca antes, con espectaculares y variopintos arcos de luces multicolores y otros ornamentos más de vistosos colores que la engalanan de manera particular, se nos presentan estos días concurridas y bulliciosas por antonomasia en sus principales calles y plazas, invitándonos a unirnos poco a poco a la fiesta en toda la extensión de la palabra.
 

Con las gentes que las pasean mostrándose en estas fechas más alegres y bullangueras que en ninguna otra jornada, ante tanto colorido como encuentran desplegado al pasar.  Y ello, porque aunque sólo ocurra una vez en el año, ¡es Navidad!.
 

Y es ahora cuando, arropados con todo este envoltorio de luz, color y magia que nos desborda por doquier, sentimos un deseo especial que nos lleva a amar y a querer a nuestros congéneres con una mayor intensidad, y que se lo manifestamos con toda la naturalidad del mundo con palabras, deseos, citas y hasta regalos varios.
 

Y es que ya lo dice la canción, “Navidad, es Navidad/toda la tierra se alegra/y se entristece la mar…/”.
 

Así es que, como no puede ser por menos, me uno también desde estas líneas a ese deseo compartido de estas fechas, ambicionando que el efecto de la Navidad se extienda a cada uno de los días del año próximo. ¡Feliz Navidad! para todos los palentinos. 
 
 
(Publicado en el Periódico "Diario Palentino" el 20/12/2017)
 

 

 

 

 

 

domingo, 17 de diciembre de 2017

¡ FELIZ NAVIDAD !

 
 
 

 
¡  NAVIDAD ‘2017 !

A veces necesitamos una pequeña chispa de magia para recrear nuestro existir...
¡La Navidad puede ser esa chispa!

 
 

Que el espíritu y la magia de la Navidad inunden cada uno de estos días.

 
Y que lleguen hasta nosotros cargados de:

 

¡Paz!, ¡Amor! y ¡Felicidad!.

 

¡¡¡  FELIZ NAVIDAD  !!!